herencias y sucesiones

TODO LO QUE NECESITAS SABER

La planificación de la sucesión y la distribución de bienes después de la muerte puede ser un tema difícil de abordar, pero es crucial para asegurar que los deseos y necesidades de nuestros seres queridos sean respetados así como también nuestros derechos como herederos.

En BUENA FE somos abogados expertos en herencias y sucesiones y te ayudaremos a distribuir los bienes de manera justa y eficiente después de un fallecimiento y por su supuesto si fuera necesario, reclamar lo que te pertenece.

¿Cómo reclamar una herencia en España?

La reclamación de una herencia en España se realiza a través del procedimiento de sucesión testamentaria o intestada. En caso de haber un testamento, se debe seguir lo establecido en él. Si no hay testamento, se aplican las normas de la legislación española sobre la sucesión intestada.

En primer lugar, es necesario acudir al Registro de Actos de Ultima Voluntad para comprobar si existe un testamento y, en caso contrario, se debe presentar la documentación necesaria para abrir el proceso de sucesión (Certificado de defunción, DNI o NIE del fallecido y los herederos) ante el Notario correspondiente.

Una vez abierto el proceso, se deben presentar los documentos necesarios para acreditar la condición de heredero. Es importante tener en cuenta que, en caso de existir controversia entre los herederos, puede ser necesario recurrir a un abogado especializado en derecho de sucesiones para representar los intereses del cliente en el proceso judicial.

¿Cómo se realiza la repartición de una herencia en España?

La repartición de una herencia en España se realiza una vez que se ha abierto el proceso de sucesión testamentaria o intestada y se ha comprobado la condición de heredero de cada una de las personas interesadas.

En primer lugar, se debe hacer inventario de los bienes y derechos que componen la herencia, y determinar si existen deudas a cargo de la misma.

Una vez hecho esto, los bienes se distribuyen entre los herederos de acuerdo a lo establecido en el testamento o en la legislación española en caso de sucesión intestada.

En caso de existir testamento otorgado por el causante, se debe seguir lo establecido en él, siempre y cuando no vaya en contra de la legislación española. Como se ha indicado anteriormente, en caso de no haber testamento, se aplicarían las normas de la legislación española sobre la sucesión intestada.

¿Cómo hacer un testamento en España?

Existen diferentes tipos de testamentos, pero los más comunes son:

· Testamento ológrafo: Es aquel que se redacta de forma manuscrita, de forma autógrafa, por el propio testador, y debe ser firmado y fechado.

· Testamento cerrado: Es aquel que se redacta ante un notario, el cual lo guarda y lo abrirá después de fallecimiento del testador.

· Testamento abierto: Es aquel que se redacta ante un notario y se le entrega al testador para que lo guarde en su poder.

En cualquier caso, para hacer un testamento es necesario cumplir ciertos requisitos, como ser mayor de edad y tener capacidad legal para ello. Una vez más, se aconseja contar con un abogado especialista en derecho de sucesiones para asegurar que el testamento se redacte de acuerdo a la legislación española y cumpla con los requisitos legales necesarios. Es importante no dejar cabos sueltos que luego puedan traer problemas a los herederos.

¿Cómo se calcula el impuesto de sucesiones en España?

El Impuesto de sucesiones en España se calcula en función del valor de los bienes y derechos que componen la herencia, así como de la relación de parentesco entre el fallecido y los herederos.

La base imponible se determina mediante el inventario de los bienes y derechos de la herencia y se aplican las tarifas establecidas por la legislación española en función de la relación de parentesco entre el fallecido y los herederos, y de la comunidad autónoma en la que se vaya a devengar la presentación del impuesto.

Existen diferentes bonificaciones y exenciones en función de la relación de parentesco entre el fallecido y los herederos y de la comunidad autónoma en la que se encuentre el bien. En España cada comunidad autónoma cuentan con una regulación propia en cuanto a las exenciones y bonificaciones.

En resumen, el cálculo del Impuesto de sucesiones en España se basa en el valor de los bienes y derechos que componen la herencia y en la relación de parentesco entre el fallecido y los herederos. De cara a asegurar que se apliquen las bonificaciones y exenciones correspondientes y evitar posibles errores en el cálculo del impuesto, de nuevo, se recomienda contar con el apoyo de un especialista en derecho de sucesiones y fiscalidad.

¿Qué documentos se necesitan para tramitar una herencia en España?

Para tramitar una herencia en España, se necesitan los siguientes documentos:

  • Certificado de defunción: acreditativo del fallecimiento del causante de la herencia.

  • DNI o NIE del fallecido y de los herederos: para acreditar la identidad de las personas interesadas.

  • Certificado de empadronamiento o de residencia del fallecido: para determinar el Juzgado competente.

  • Certificado de nacimiento o matrimonio: para acreditar la relación de parentesco entre el fallecido y los herederos.

  • Escritura de propiedad o títulos de propiedad de los bienes que componen la herencia.

  • Declaración de herederos: documento en el que se nombra a los herederos y se establecen las cuotas de herencia correspondientes.

  • Documentación relacionada con cualquier negocio o actividad económica que forme parte de la herencia.

¿Cómo se puede inpugnar un testamento en España?

En España, se puede impugnar un testamento mediante un procedimiento judicial si se considera que no se han cumplido las formalidades legales necesarias para su validez o si existen indicios de que el testamento ha sido redactado bajo coacción, engaño o error.

Para impugnar un testamento, se debe presentar una demanda ante el Juzgado de Primera Instancia (Civil) correspondiente y aportar pruebas que sustenten las alegaciones.

En resumen, se puede impugnar un testamento en España mediante un procedimiento judicial si se considera que no se han cumplido las formalidades legales necesarias para su validez o si existen indicios de que el testamento ha sido redactado bajo coacción, engaño o error.

¿Qué es la legítima en España?

La legítima en España es una parte del patrimonio heredado que, por mandato legal, no puede ser dispuesta libremente por el testador y debe ser destinada a ciertos herederos, conocidos como los «herederos forzosos» o «herederos legítimos».

La legítima está regulada en el Código Civil Español, y su importe varía dependiendo de la composición de la familia y la existencia o no de testamento. En general, los hijos y el cónyuge tienen derecho a recibir una parte de la herencia, conocida como legítima, que no puede ser menor de la mitad del patrimonio heredado en caso de existir hijos o de dos tercios en caso de no existir hijos, pero si existe cónyuge.

Es importante señalar que esta legítima no se aplica en todas las comunidades autónomas de España ya que algunas tienen sus propias regulaciones.

Cómo os habréis podido observar, los trámites relacionados con las herencias pueden ser complicados y se debe conocer en profundidad la legislación que aplica a cada comunidad autónoma. Por otro lado, es bastante habitual que en durante el proceso de repartición de la herencia surjan roces entre los distintos herederos por lo que además el abogado que se contrate ha de ser un buen mediador de cara a hacer entender a amabas partes los que es justo o llegado el caso negociar entre las distintas partes una repartición de los bienes en la que todas las partes queden satisfechas. En BUENA FE ABOGADOS somos especialistas y te ayudaremos en este proceso.

¿Necesitas que te ayudemos con una herencia?